Technicolour, technicolour...

Now it's all in technicolour with you~

Sí, lo sé, la música muchas veces puede influir de forma positiva (o negativa) en lo que uno está haciendo, pero esta vez es mi estado de ánimo hiperactivo el que me obliga a escuchar determinadas canciones.

¿Por qué? ¡Porque la colección de ropa que estoy diseñando va tomando forma a color! Ya empiezo a tener cada vez más dibujitos totalmente terminados. Aunque me he dado cuenta de que tengo un problema con los colores...

Lo primero, la colección está basada en Alicia en el País de las Maravillas. Pues bien, ¡el Halloween a llegado a Wonderland! Lo que yo tenía intención de que fuera ropa llena de colorines de distintas clases, se ha visto vilmente eclipsada por el negro xD. Pero bueno, no es de extrañar, al fin y al cabo... A cada uno le tira lo suyo xD Y he de decir que, aunque no era lo que yo tenía pensado en un principio, me está gustando mucho como me está quedando. Yo quería que las prendas fueran una representación de un cuento de hadas urbano y algo macabro, y al mezclar colores muy vivos con una base negra en su mayoría, estoy consiguiéndolo a la perfección ^^

Claro que siempre hay que tener abiertos varios frentes. ¡Qué sabia fue mi profesora cuando me dijo que hiciera fotocopias para hacer varias muestras de color! Y más aún conociéndome, que soy la personificación de la indecisión en cuanto a colorear se refiere. Hoy sin ir más lejos, he estado apunto de cargarme uno de los diseños por una tontería... ¡El pelo del figurín! Me encanta experimentar y hacerles degradados, pero hoy he estado apunto de tener que tirar el diseño entero solo por querer meterle más colores de los que admitía. Y eso que el resto del dibujo estaba perfectamente coloreado (de hecho, ha sido uno de los pocos diseños que ha mantenido los colores originales de cuando lo pensé xD). Por suerte, he podido solucionarlo (más o menos....)

Entre otras cosas, si todo sale bien, en poco tiempo podré ir poniendo algunos de mis diseños para ilustrar mis delirantes comentarios sobre festividades macabras en Wonderland. De momento, os dejo la canción que llevo un buen rato escuchando y a la que le debo la primera frase de post (si, lo sé, muy macabro esto no es... xD)

Ea galaxia! ^^





Dibujo arriba, diseño abajo...

¡¿Y al final cuando me toca coser?! Creo que es la primera vez en mucho tiempo que tengo más ganas de coger la aguja y el hilo que el lápiz.

Últimamente tengo la sensación de que lo único que hago es dibujar figurines, y más figurines, y viste a los figurines, y repasa a los figurines, y haz más figurines... También es culpa mía por complicarme la vida con los diseños. ¿Qué necesidad tengo de ponerles cara, peinados complicados y miles de adornos? ¡Si hay gente que ni los colorea del todo! He llegado a ver siluetas con prendas dibujadas encima como si estuvieran flotando en el aire.

Claro que, supongo, esto funciona según el estilo de cada diseñador. Igual que a unos les gusta la arquitectura rococó y a otros la arquitectura Bauhaus, unos diseñadores preferirán figurines sencillos mientras que a otros nos falta hacerles fondo, bocadillos con diálogo y onomatopeyas de explosiones alrededor.

Yo, personalmente, los recargo que da gusto. Puede parecer que así se le resta importancia al diseño de las prendas... Y puede que sea así de verdad. No lo sé. Y yo no voy a comprobarlo porque, a no ser que tenga mucha prisa y haga un monigotillo feliz, mis diseños van a vivir en el exceso toda la vida. De hecho, en los dibujos en los que me encuentro enfrascada actualmente (una colección para ser exactos), me obligué a mi misma a diseñar primero las prendas y luego adornar los figurines. Pues hasta que no les hice cara, pelo, complementos, medias y zapatos (y esto es raro, normalmente los hago descalzos, no sé que me ha dado esta vez con ponerles algo en los pies), sentía que estaban sosos y desnudos. Y así han acabado los pobres xD.

Pero volviendo al tema, quiero empezar a confeccionarlos. Siempre he hecho pereza para coser y nunca para dibujar, pero estoy tan saturada de ver los 20 diseños mirándome mal desde sus respectivos folios, que necesito ir a comprar las telas y empezar a coser, ver que empiezan a existir en un plano tridimensional.

¡Qué ganas tengo de que esta colección empiece a cobrar vida!

Personajes del Cuento: La Exploradora del Vapor, Kato



¡He aquí con todos ustedes la fantástica, talentosa y guapísima Kato!

Kato es diseñadora, modelo, ilustradora... Le falta rodar películas escritas por ella en las que sea la actriz principal y con su propia banda sonora (y esto no sería de extrañar, puesto que toca el piano y la guitarra).

Esta chica británica (que reside actualmente en los Estados Unidos), es la creadora de una de las marcas de ropa que más bonita me parece visualmente (y de la cual, desgraciadamente, aún no he podido hacerme con ninguna prenda xD): Steampunk Couture.

La ropa que presenta la marca es, mayormente, de inspiración neo-victoriana y steampunk (para aquel que no lo sepa, el steampunk es un estilo que, por definirlo de forma muy breve, sería "la época victoriana con la tecnología de aquel entonces avanzada hasta nuestros tiempos"). 

Una de las ventajas que tienen los diseños de Kato es que están enfocados al día a día. Es ropa aparentemente cómoda (ya os digo, por desgracia aún no he podido comprobarlo en persona, algún día... T.T) y son prendas que te puedes poner para ir por la calle, a trabajar, a clase, etc, sin que sean excesivamente aparatosas ni llamativas (eso si, sin perder la originalidad y el toque steampunk que tanto las caracteriza ^^).



Además, la mayoría de sus looks se basan más en los complementos que en la ropa en sí, esto me gusta mucho porque soy de las que opinan que una buena complementación puede hacer maravillas para que la ropa luzca de una forma u otra. 



En esta foto se ve muy bien. Unos pantaloncitos cortos de rayas y una camiseta sencilla de tirantes. Pero adornado todo con los googles, los mitones, los calcetines largos y los calentadores sobre las botas consiguen que el modelo entero quede bonito, cómodo y sin excesos ^^



Personalmente, el único problema que tiene Steampunk Couture es lo complicado que es poder hacerse con algo. Debido a que las cosas se hacen a mano y por encargo, normalmente Kato presenta la colección, y lo que hay en stock, es lo que hay. Tienes que ser rápido para comprarlo, o bien para que aún se lo puedas encargar y lo haga. Si no, hay que esperar a la siguiente colección, a ver si hay suerte. Y, por desgracia (y como pasa con muchas firmas ><), el dinero tampoco ayuda, ya que la mayoría de prendas no son precisamente asequibles.


Aún así, os anímo a que visitéis su página oficial, http://www.steampunkcouture.com/ , y veáis con vuestros propios ojos las maravillas que diseña y hace esta exploradora del vapor ^^

Dibujo de pensamientos: primeros esbozos

En primer lugar, quiero compartir mi opinión sobre un tema que lleva ocupando espacio en mi vida cerca de tres años, y que del cual, por algún extraño motivo, nunca he llegado a exponer mis pensamientos al respecto (y es raro estudiando donde estudio): ¿Qué es la moda?

Y hablo de moda como tendencia a la hora de vestir, no de otra cosa. En mi opinión, la ropa que llevamos sirve para identificarnos a nosotros mismos. Quienes somos, quienes queremos ser. Es una forma de definir nuestra personalidad, nuestros gustos, una parte de nuestra vida que nos hace sentirnos bien con nosotros mismos y que nos ayuda a ser felices. Dicho así, puede sonar totalmente exagerado (y puede que lo sea), pero a mi parecer es una definición bastante correcta.

Yo, sin ir más lejos, comparo la ropa que llevo normalmente con la ropa que me gustaría llevar y, aunque es cierto que si no me gustara lo que tengo ahora no me lo pondría, cada vez que arreglo alguna camiseta o hago algo que se parezca más a mis diseños y me lo veo puesto encima, una sonrisa aparece en mi cara. Siento que me acerco un poco más a quien soy yo de verdad, y es una alegría extraña e indescriptible.

Por desgracia, también es cierto que, por A o por B, en muchos casos existen algunas dificultades que no nos lo ponen tan fácil a la hora de llevar nuestra propia moda, destacando el dinero, los prejuicios de la gente que nos rodea o la situación a la que nos vayamos a enfrentar (no debe ser muy cómodo ir a clase o a trabajar con un polisón bajo tres capas de falda). Sin embargo, la falta de dinero activa la imaginación y la improvisación, lo que opine la gente solamente consigue que nos identifiquen como personas únicas y valientes de mostrarse como son, y en cuanto a la comodidad, bueno... Cualquier estilo es adaptable a cualquier situación.

Por lo tanto, y tras dejar aquí un resumen sobre mi opinión respecto al significado de la moda, espero que todo el mundo esté satisfecho con su forma de vestir, o al menos, que poco a poco puedan ir formando ese estilo que realmente quieren.